La Suprema Corte Mexicana, ante la oportunidad de entrar al tema de la detención migratoria

El 30 de abril de 2013, la sala superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa definió que el Estado mexicano debería indemnizar al australiano Stephen Compton por haber sido privado de su libertad en el centro de detención para migrantes “Las Agujas” de la Ciudad de México, sentencia que fue impugnada por el Instituto Nacional de Migración. Esta semana, la Suprema Corte deberá resolver si atrae el caso o no.
El caso de Stephen Compton es un claro ejemplo de las violaciones a derechos humanos que sufren las personas por su condición de extranjeros. Durante el tiempo que estuvo detenido, a Stephen nunca le informaron sus derechos de una manera efectiva, nunca le explicaron cuáles eran las disposiciones administrativas que había violado, no se le permitió aportar pruebas ni nombrar abogado que lo auxiliara en el procedimiento administrativo migratorio que concluyó el 26 de noviembre de 2009 con una orden de deportación del Instituto Nacional de Migración.
Sin Fronteras IAP, organización Mexicana que trabaja por los derechos humanos de las personas migrantes, asumió la defensa legal de Stephen Compton e interpuso un amparo para intentar restituir las violaciones a derechos humanos que sufrió por la detención, a Stephen se le otorgó el amparo y el 24 de marzo de 2010 fue liberado de la estación migratoria.
No obstante ello el 15 de mayo de 2012 se presentó una demanda de reparación integral del daño ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa. Con ello, en Sesión del día 23 de abril de 2014 uno de los Magistrados, expuso que estaba de acuerdo con otorgar la reparación del daño a Stephen Compton, puesto que existió actividad administrativa irregular desde el momento en que no se le informa la posibilidad de regularizarse, que si bien la autoridad migratoria tenía la facultad de iniciar un procedimiento administrativo migratorio y asegurar al extranjero en la estación migratoria, la resolución debió haber sido la de informarle su derecho a regularizarlo, no a expulsarlo.
Actualmente, en la Suprema Corte existe un voto dividido respecto del argumento anterior, entre 5 magistrados a favor y 5 magistrados en contra; y en días próximos decidirán acerca de ello.
Este caso marca un claro precedente sobre las situaciones de detenciones de migrantes en México, para que los tribunales mexicanos garanticen que la detención se haga en el menor tiempo, que sea necesaria, proporcional e idónea y que, en caso de que las autoridades incumplan las normas, existirán consecuencias, como la de otorgar una reparación integral del daño a las personas a las que se les violan sus derechos humanos.
Es por ello que desde las organizaciones de la Sociedad Civil de distintos países, han manifestado su solidaridad a través del envío de cartas apoyando la solicitud ante Suprema Corte Mexicana.
Para mayor información sobre el caso o si desea sumarse en apoyo al caso:
Lorena Cano
Sub coordinadora del área legal
Email: lcano@sinfronteras.org.mx Sin Fronteras IAP
Teléfono: +52 55 5514-1519
Website: www.sinfronteras.org.mx

Noticia

Compartir